Presencias

Es frio estar aquí, sentada, imaginando una conversación. -Pero, cuantas veces ha sucedido ya- abandonarnos a la ausencia de las palabras para huir del silencio que nos mira de frente. No aquí, mi corazón yace cubierto de sangre. Al norte. En el centro de una modesta iglesia que nunca mencione. Y, mientras nuestra copa sigue…

Una vez en diciembre

No hay otra forma de averiguar lo que acontece en nuestra memoria que caminar los viejos pasos que le dieron forma.   […]   Corres hasta una casa de piedra. Entras sin miedo… La dulzura con la que me miras es el hilo que me hace ir tras de ti.   Y ahora estoy adentro…

La noche oscura del alma

En una noche oscura con ansias en amores inflamada ¡oh dichosa ventura! salí sin ser notada estando ya mi casa sosegada, a oscuras y segura por la secreta escala disfrazada, ¡oh dichosa ventura! a oscuras y en celada estando ya mi casa sosegada. En la noche dichosa en secreto que nadie me veía ni yo…

Mirando una piedra escuche tu nombre

Sabia que sería inevitable volver, uno siempre regresa a aquellos lugares que le dieron vida y muerte.   Seguirás adelante, mi dulce niña.   Camino hasta llegar a ese árbol que se esconde en lo profundo de la noche, que divide el espacio con su sola presencia. ¿Recuerdas tu hogar? La naturaleza se complace en…

La amabilidad de los desconocidos II

Entra… Y ve aquello que no quiere ser visto.   Pero, hazlo con amabilidad. Porque la ultima puerta sólo puede abrirse por unas manos trémulas y distantes como las tuyas.   […] -M                

No interrumpir

Esta noche dormiremos juntos… Y, si acaso me escuchas gritar, no te asustes ni me despiertes. Es sólo un sueño. Un sueño sobre locura, tristeza, perdida, muerte y silencio. -M    

SIN ADVERTIR

¡Rómpete, corazón, que ahora debo refrenar mi lengua! “Hamlet” Act I Esc II   Así, sin advertir, las horas pasaban frente a nosotros, envolviéndonos en un silencio tan profundo que parecía susurrar una antigua canción de cuna… Y en ese arrullo, mi corazón estallo.   -M

Recuerdas Samotracia

I Alguna vez te dije que nací un miércoles de luna llena, que no fui expulsada sino arrancada del Edén gracias al favor de unas manos bienintencionadas. Y de pronto, la luz… Y de pronto el ruido.   II Tenía que subir, para llegar a casa tenía que subir. Es extraño reconocer como funciona nuestra…

Thēta

Es de noche… las estrellas murmuran lejanas una canción muy antigua. La conozco… me arrulla… Ya no hay palabras, mi mente se ha quedado vacía… el oxígeno se escapa tan lentamente… tan dulcemente… que ya no intento poseerlo… lo dejo marchar… Las estrellas… El silencio… Es de noche… […] -M    

épsilon

Recuerdo la pesadez de mis piernas… creo que nunca había sido consciente del enorme poder de la gravedad, hasta esa noche. Desde hace unos años suelo tener la misma fantasía: me encuentro en un salón repleto de asistentes, todo es música, baile y risa. Pero, si uno quiere pertenecer debe cumplir con una única regla….