El carruaje

Puesto que no pude detenerme ante la Muerte Él espero por mí con gentileza; Sólo íbamos nosotros en el carruaje Y la Inmortalidad.   Avanzamos despacio, él no tenía prisa, Y yo también deje de lado Mi ocio y mis labores, por su amabilidad.   Pasamos por la escuela donde niños jugaban, sus lecciones apenas…

Sentí un funeral en mi cerebro…

Sentí un funeral en mi cerebro, los deudos iban y venían arrastrándose -arrastrándose -hasta que pareció que el sentido se quebraba totalmente –   y cuando todos estuvieron sentados, una liturgia, como un tambor – comenzó a batir -a batir -hasta que pensé que mi mente se volvía muda –   y luego los oí…