El pálido tinte del pensamiento…

A veces escribo de sueños y de vidas que me son ajenas,

y que persigo con una devoción dolorosa,

inacabada.

 

Cuando regreso,

múltiples siluetas se alzan y se abren en voces y promesas llenas de vida.

Hay tanta pasión en todos. Tanto porvenir.

 

Pero una extrañeza me pesa

¿Cómo es posible saber si quiera donde nos encontramos?

 

– En qué piensas -M

– En que en el algún lugar existe una verada solitaria, un camino estrecho que va a dar a un río desconocido y temible. Dicen que, si lo escuchas con atención, una sola caricia suya es capaz de transfigurar nuestra naturaleza.

– Ya es tarde, deberías dormir un poco.

 

Criaturas benditas,

Plenas en sabiduría e intención

Qué sería de mi sin vosotras.


 

Anuncios

2 comentarios sobre “El pálido tinte del pensamiento…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s