Leviatán

“Mientras caía, ya estaba más allá del momento de llegar al suelo (…) cuando choqué con la cuerda de la ropa y aterricé sobre esas toallas y mantas, ya no estaba allí. Había abandonado mi cuerpo y durante una fracción de segundo me vi desaparecer”. Paul Auster