El gato y el pájaro

“El arte actúa frente a la creación a manera de símbolo: es un ejemplo, así como lo terrenal es un ejemplo cósmico. La liberación de los elementos [recursos plásticos], su agrupamiento en subdivisiones conexas, la desarticulación y reconstrucción del todo en muchos aspectos, la polifonía plástica, el restablecimiento del reposo mediante el equilibrio de movimientos: todas estas son preguntas de forma elevada, decisivas para la exégesis artística, pero no son todavía el arte en su círculo más elevado. En este círculo empieza lo misterioso, y el intelecto se apaga lastimosamente. (1919) Mi mano es totalmente el instrumento de una esfera lejana. Tampoco mi cabeza es lo que funciona en ella, sino otra cosa, un alto y lejano “en otra parte”. Debo tener allí grandes amigos, lúcidos, pero también sombríos. Lo mismo da, los encuentro a todos muy bondadosos. (1918) De este lado no soy absolutamente accesible. Porque vivo tan bien entre los muertos como entre los aún no nacidos. Algo más cerca del corazón de la creación de lo que es habitual. Pero muy lejos aún. ¿Irradia de mi calor? ¿Frío? Más allá de todo ardo, eso no puede decirse. Cuanto más lejano soy tanto más piadoso…”

 

(Walter Hess, “Documentos para la comprensión del arte moderno”, ed. Nueva Vision, 1978) Arsgravis.

 

1280px-Klee_Paul_Cat_and_Bird
El gato y el pájaro, 1928. Paul Klee.

 


 

Anuncios

Un comentario sobre “El gato y el pájaro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s