El corazón ya lo sabe, pero la mente no.

“La forma más elevada de inteligencia es la capacidad de observar sin juzgar

Jiddu Krishnamurti

 

Cuando uno lo experimente vendrá el Insight.

¿Por qué aun no puedo experimentarlo?

Porque uno no se quiere a si mismo,

Porque uno no se acepta.

El amor es la ausencia de juzgar.

Observa al Universo, a la naturaleza misma.

El sol, el aire, el agua se ofrecen a Todos.

No discriminan entre “buenos” y “malos”.

Porque son en Unidad y,

Sin consciencia discriminatoria no hay dualidad.

Quieres saber que es el Amor imita al Universo, imita a la Madre Tierra.

 

 

Anuncios

5 comentarios sobre “El corazón ya lo sabe, pero la mente no.

  1. …o el eterno dilema de discernir entre el maremágnum de dharma que genera la bipolaridad en el mero campo de lo ético…o asumir lacónicamente que, ambos, bien y mal… son también lo mismo.

    No en vano, al percatarse de que sus respectivos efectos… -dicha y dolor- …contienen idéntica esencia, posiblemente debería ocurrir igual con sus correspondientes causas: -El mal como causante de dolor y el bien propiciador de gozo-.

    Porque… -por ejemplo y como ya comenté anteriormente- …para un entrenado monje taoísta, sufrimiento y placer contienen la misma carga emocional en vivencia; ambos son patrones de expresión de la energía; los dos pueden… -y deben- …ser sentidos, calibrados e incluso expresados en su total dimensión, desde la más absoluta libertad pujante. Pero para él, sendos conceptos son lo mismo.

    Lo que nos lleva de nuevo al también polémico debate acerca de la conveniencia de “volver al Uno” o “fusionarse con el Uno -la primera Mónada-“; la causa primigenia y prístina de toda polaridad y por lo tanto de sus ulteriores efectos confrontados: Bien, mal y regocijo, malestar… etc.

    ¿Qué implica de “gozo”, en última instancia, el reconocimiento, la percepción y la experimentación de la consciencia Fuente-primera del Ser, cuando si, desde allí, ni siquiera se tiene acceso al mero reconocimiento de patrones de bipolaridad?

    Y aún con todo, la sentencia de Krishnamurti es ineluctable; semejante forma de inteligencia máxima no solo cesa en su decisión de juzgar; de hecho está totalmente INHABILITADA para discernir sobre ningún aspecto de la polaridad que Ello mismo… -el Uno- …ha generado en su primera manifestación de “bipartición”.

    Hasta tal grado alcanza la incapacidad de el Uno, abotargado hasta lo indecible en su innata parálisis de entendimiento. Por ello es por lo que muchos aluden que, el Uno.. -la Singularidad primera- …no solo es “bobo”… -aún cuando prácticamente del todo omnipotente- …sino que además, sin nosotros… -sus flecos de emanación- …no es nada.

    No es de extrañar que algunos brujos e iniciados avanzados iniciaran sus pesquisas en aras a maniobrar a su antojo sobre la exigua y errática voluntad del tal Uno; y hacerlo desde aquí abajo, en estos suelos. Especialmente los pioneros en las praxis del saber cabalista quienes fueron de los primeros en argumentar que se podía influir en la “voluntad divina” practicando la Kabbalah; aunque sin duda, también desde mucho tiempo antes; una vez ya cristalizado el paradigma socio-cultural y la tradición del chamán en las primeras formas de civilización tribal, una vez ya agrupados los humanos en reductos colectivos; y antes incluso de la aparición del lenguaje mismo.

    Porque la misión primera, esencial y substancial de un chamán era la de influir en la realidad; en lo general y en lo que atañe a las fuerzas de la Naturaleza, las cosechas, climatología, las personas, la vida e incluso la muerte.

    De tal forma… -y conectando un tanto forzadamente, quizás, con parte del escrito del post- … no es de extrañar que… “uno no se acepte a sí mismo”; de hecho estoy seguro de que ni siquiera El Uno se acepta a sí mismo como tal; o al menos deviene incapaz de saciarse o siquiera conformarse con Sí mismo; por eso se despliega, se divide y se pierde en su laberinto onírico e ilusorio; y cuando así opera, lo hace casi siempre totalmente despojado de memoria, en un viaje que siempre concluye en su Sí mismo; por lo tanto lo irrelevante es llegar a aquel destino; de hecho, a la postre resulta lo menos conveniente.

    -Just thinking…-

    En cualquier caso la entrada concluye con una verdad ineludible a la vez de hermosa:

    [ “¿Quieres saber que es el Amor…?: imita al Universo; imita a la Madre Tierra.” ]

    – Y… mis felicitaciones por tus enigmáticas y sugerentes entradas, sistah… –

    Le gusta a 1 persona

  2. Hola! Como siempre un gusto leerte 😀

    Empiezo:

    “o asumir lacónicamente que, ambos, bien y mal… son también lo mismo. No en vano, al percatarse de que sus respectivos efectos… -dicha y dolor- …contienen idéntica esencia…”
    Así tal cual, pero la última vez que lo dije en público un “compañero” comenzo a cuestionarme por los crimines, la guerra, la pedofilia, etc., y me preguntaba lo siguiente: “¿Entonces eso no es oscuridad, no es maldad?” “entonces, esas aberraciones ¿Estan bien? ¿No importan?” Es muy díficil (y peligroso) explicar esto en esta dimensión tan tangible, tan dolorosa.

    “No es de extrañar que algunos brujos e iniciados avanzados iniciaran sus pesquisas en aras a maniobrar a su antojo sobre la exigua y errática voluntad del tal Uno; y hacerlo desde aquí abajo, en estos suelos.”
    Es justo lo anterior, bien y mal no existen o en todo caso son lo mismo. Pero estas palabras para muchos es veneno (“Do what thou wilt shall be the whole of the Law”), y para otros es “oro puro”.

    La magia goética, magia teúrgica, los sefirots y qliphoths, el éxtasis chamánico o el místico goze con lo divino, siempre tendrá un próposito, porque el Ego en esta dimensión siempre intentara poner orden a lo caótico y a todo aquello que le supere, en este caso a las fuerzas (leyes) de la naturaleza; y recuerda “la INTENCIÓN es lo cuenta”. 😉

    “El Uno se acepta a sí mismo como tal; o al menos deviene incapaz de saciarse o siquiera conformarse con Sí mismo”.
    ¿¿Y si cómo es arriba es abajo. En correspondencia, claro. Y si el Uno también esta experimentándose, al igual que nosotros (pero en diferente grado) para adquirir autoconciencia. Y entonces PUM! Vacío cuántico??

    Le gusta a 1 persona

  3. XD! Muchas gracias por tu amabilísima e inteligente capacidad con las respuestas, sistah.

    Te diré lo que sé al respecto… -o creo saber-: De acuerdo a lo que he vivido en mi último vuelo y en lo que atañe a la Singularidad… -(servidor lo denomina así)- …puedo afirmar prácticamente en rotundo que no ENTIENDE de polaridades; (subrayo lo de ‘entender’ porque es una de las más llamativas nociones que se adquieren cuando se emprende el ‘ascenso’ del retorno al Uno; lo que en kabbalah se llama ‘el retorno de la espada flamígera’).

    Ese desconocimiento de causa y efecto acerca de la dualidad es precisamente lo que lo convierte en una especie de chiquillo peligroso jugando con el inconmensurable poder de un kit de química para adultos; algunos saben de esto sobradamente y de ello sacan provecho; de ahí el famoso ritual del ‘desprecio del cuidado’ (o de la compasión); y no se hace necesario pertenecer a ninguna sociedad secreta de alto nivel para conocer acerca de estos extremos; incluso algunos guionistas en Hollywood están bien informados a este respecto; véase el escriba del guión del film ‘Constantine’.

    También pudiera ser que mi percepción no fuera completa dado que… para ser sincero no quise avanzar más, una vez llegado a ese estadio de percepción (de hecho volví ‘de una pieza’ de puro milagro); pero de algo estoy bien seguro: El yagé NO miente. Aunque hay que afinar mucho a la hora de cursar interpretaciones.

    Le gusta a 1 persona

  4. Es muy intenso, cuando he tenido la oportunidad de encontrarme en estos viajes mí no-consciente pone muchísima resistencia, y tienes razón los enteógenos no mienten, en todo caso es uno mismo. Ahora soy mucho más cuidadosa al momento de reconocer entre proyecciones y revelaciones. Me he pasado viajes enteros en el más absoluto silencio, tratando de comprender las múltiples imágenes y símbolos con los que le gusta jugar a mi Ego.

    Siempre un placer leerte. Saludos!

    Le gusta a 1 persona

  5. Afirmó el fragmento que El amor es la ausencia de juzgarlo si es asi entonces Jung quedaría de lado o Freud una alternativa de la psique social, por tanto en la sabiduria de su escritura se encuentra su secreto.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s