Eclipse

Todos tenemos un lugar al que no queremos regresar, y sin embargo, nuestros pasos lo reconocen por el puro contacto.

Nos es tan familiar y repulsivo. Tan añorado y temido. Como una fotografía donde uno sonríe y piensa: “ahí, en ese preciso momento yo tuve que haber sido feliz”. Pero no lo recuerdas.

¿Qué recuerdas?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s