Cuerpo etérico – Pranamaya kosha

El ser humano, no solo está compuesto de piel, músculos y órganos, sino que también lo compone un sistema energético que lo mueve. Somos energía en movimiento.

E = mc^2

our-own-particle-detector

¡Generamos energía y proyectamos energía!

Nuestros cuerpos físicos y el mundo material, tal como lo conocemos están hechos de ENERGIA al igual que el UNIVERSO ENTERO, es más, todo está hecha de energía que se “CONTRAE” EN SÍ MISMA.

Así como aparece un PROTÓN, después un NEUTRINO, después en ELECTRÓN y entonces se presenta un ÁTOMO, después se agregan otros átomos y se presenta una MÓLECULA, después se agregan otras MÓLECULAS y aparece una CÉLULA, después se agregan otras células y aparecen TEGIDOS, después se agregan otros tejidos y aparecen los ÓRGANOS, después se agregan otros órganos y aparece el SER HUMANO, conformado por los SIETE RAYOS o LUCES y con las SIETE NOTAS DE LA ARMONIA y de esta manera, aparece todo el mundo físico material, incluyendo a el UNIVERSO.

anigif_enhanced-27888-1444418972-12

Todo lo que llamamos materia es el resultado de esta reunión.

Pero la MATERIA tal y como nosotros la percibimos no existe. En cierto modo, es como un gran HOLOGRAMA, el que registramos e interpretamos como realidad, por medio de nuestros SENTIDOS y leídos e interpretados por nuestra ALMA.

Estas energías se unen para proporcionar un MEDIO necesario, para MANIFESTAR LA MATERIA tal y como la conocemos.

Todas ellas son una unidad funcional que subyace a la existencia de toda materia viva y no viva, es la pulsación vibracional que designa el ESPACIO DE REPRESENTACIÓN.

Toroide-h

Fragmento de un texto de Powell sobre el cuerpo etérico:

Todo estudiante de ocultismo sabe que el ser humano posee varios cuerpos o vehículos, por medio de los cuales puede expresarse en los diversos planos de la naturaleza: físico, astral, mental, etc.

El ocultista clasifica la materia física en siete grados u órdenes de densidad, a saber:

  • Atómico.
  • Subatómico.
  • Superatómico.
  • Etérico.
  • Líquido.
  • Sólido.

Partículas de todos estos grados entran en la composición del vehículo físico. Este, sin embargo, consta de dos divisiones bien marcadas, a saber: el cuerpo denso, compuesto de sólidos, líquidos y gases, y el Cuerpo Etérico, o doble, como se lo llama frecuentemente, que se compone de los cuatro grados más finos de materia.

Es nuestro propósito estudiar en esta obra lo que se refiere al Doble Etérico; su naturaleza, apariencia y funciones; las relaciones del mismo con otros vehículos y su conexión con Prana, o Vitalidad; su nacimiento, crecimiento y decadencia; así como también la relación del mismo con ciertos métodos de curar, con el mesmerismo, la mediumnidad y las materializaciones; los poderes que puede ejercitar, y una multitud de fenómenos etéricos, con los cuales tiene relación.

El cuerpo etérico recibe y distribuye la fuerza vital que emana del sol, de manera que está íntimamente relacionado con la salud física, contiene ciertos Chakras o Centros de fuerza propios, cada uno de los cuales tiene una función determinada. De la acción de la materia etérica depende en gran parte, la memoria de la vida de los sueños. El doble etérico juega parte importante al determinar la clase de cuerpo físico que un Ego encarnante recibirá; al igual que el cuerpo físico, decae y muere a su debido tiempo, liberando al “Alma”, para la etapa siguiente de su viaje cíclico; está especialmente asociado con lo que se conoce como curación magnética o vital y también con el mesmerismo, sea con fines de curación, de anestesia o de trance; es el factor principal en los fenómenos del espiritismo, tales como el movimiento de objetos, producción de golpes y otros sonidos y materializaciones de toda clase. El desenvolvimiento de las facultades etéricas confiere muchos poderes y revela muchos fenómenos que están más allá de la experiencia de la mayoría de los hombres.

El nombre hindú correcto para el Doble Etérico es Pranamayakosha, o vehículo de Prana.

Las propiedades y funciones particulares de cada uno de los grados de materia etérica, es la siguiente:

  • Etérico: El medio conductor de la corriente ordinaria de electricidad y del sonido.
  • Superetérico: El medio conductor de la luz.
  • Subatómico: El medio conductor de las “formas más sutiles de electricidad.”
  • Atómico: El medio para la transmisión del pensamiento de cerebro a cerebro.

En apariencia, el Doble Etérico es de color gris violado pálido o gris azulado, ligeramente luminoso; de textura fina o tosca, según que el cuerpo físico sea fino o tosco. El Doble Etérico tiene dos funciones principales. En primer lugar, absorbe Prana, o Vitalidad, y la distribuye el entero cuerpo físico, como veremos en detalle más adelante. En segundo lugar, actúa como intermediario o puente entre el cuerpo físico denso y el cuerpo astral, transmitiendo la conciencia de los contactos sensorios físicos, por medio del cerebro etérico, al cuerpo astral; transmite también la conciencia del astral y de esferas superiores al cerebro físico y al sistema nervioso.

[…]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s