Animal symbolicum

Una de las características del ser humano, es su dimensión simbólica. Es innato para nosotros tratar de encontrar o revestir de significado cada una de nuestras experiencias. Desde lo más simple y cotidiano, hasta lo más especifico.

¿Qué es el simbolismo? Para la Ciencia, en este rubro es complicado tratar de responder esta pregunta, ya que la palabra “símbolo” esta bañada de una polisemia que está en completa relación con el área del conocimiento que se esté utilizando como perspectiva. Acercarnos a una definición de los fenómenos simbólicos “como formas propias de expresión y comprensión del mundo, como vías y medios autónomos de conocimiento y de aprehensión de la realidad, constituye un criterio de selección de los distintos enfoques de estudio del simbolismo” (Rodríguez Delgado, 2004).

Algunos campos del conocimiento que han reflexionado en el “símbolo” y “lo simbólico” son: la lingüística, la semiótica, la estética, la antropología, la historia de las religiones, la psicología.

En la filosofía, el estudio del símbolo dependerá de la corriente por la que aproxime, como por ejemplo la  metafísica, noética, kantiana, neokantiana, etc. Uno de los filósofos que ha profundizado en estos es Ernst Cassirier, quien escribe: “Los símbolos constituyen un aspecto del mundo, aspecto que no resulta evidente a la experiencia inmediata. Los símbolos expresan situaciones, ciertas estructuras de la existencia que son imposibles expresar de otro modo. Langer dice que “un símbolo es todo artificio que nos permite llevar a cabo una abstracción”.

La antropología simbólica, parte de concebir la cultura como un proceso constitutivo de significados, se pone énfasis en el carácter fundamentalmente social y publico de los símbolos, preocupándose principalmente de su función en la interacción humana. Dentro del psicoanálisis encontramos a Ricoeur, quien siguiendo a Freud afirma, que la pulsión es aquello que ha de simbolizarse. Así que el papel fundamental de la actividad simbólica consiste en la reproducción o expresión desfigurada de determinados placeres o dolores que se encuentran fijados en el aparato psíquico humano.

En la literatura, el símbolo como ha sido utilizado como sistema epistemológico y como figura retorica: un símil, una metáfora, una alegoría, etc. En concreto, el movimiento literario llamado simbolismo “el poema concentra todo un universo, cada palabra contiene todas las significaciones, inmanentes y trascendentes, y los símbolos coexisten en sus múltiples formas conjugando entre ellos, infinitas correspondencias de sentidos” (Feria Vázquez, 2015).

Estas, son sólo algunas definiciones o usos que le dan al simbolismo diferentes disciplinas del pensamiento humano.

¿Qué es el simbolismo? Para las Escuelas Iniciativas, el lenguaje de los símbolos es esencia, Rene Guénon nos recuerda “que el simbolismo es el medio mejor adaptado, a la enseñanza de las verdades de orden superior, religiosas y metafísicas”, debido a que “el simbolismo se nos aparece como especialmente adaptado a las exigencias de la naturaleza humana, que no es una naturaleza puramente intelectual, si no que ah de menester de una base sensible para elevarse hacia las esferas superiores. Continua “Así, las verdades mas altas, que no serían en modo alguno comunicables por ningún otro medio, se hacen tales hasta cierto punto cuando están, si puede decirse, incorporadas en símbolos que sin duda las disimularan para muchos, pero que las manifestaran en todo su resplandor a los ojos de los que saben ver”.

¿Qué es el simbolismo? Para mí, es un dialogo intuitivo y personalísimo. Aquel mensaje, aquella correspondencia, entre la dimensión ininteligible y la dimensión sensible. Una sugerencia, como uno de esos momentos de lucidez donde cada elemento es como una metáfora de algo más profundo y abstracto, que me permite conocer nuevas formas de entender una nueva dimensión de la realidad. Si parto de la premisa, de que el mundo sensible es una manifestación de lo divino, el símbolo se convierte en la correspondencia entre estas dos formas. Un modo de “lenguaje” que nunca estará terminado, porque en el grado de mi aprendizaje, de mis experiencias, siempre encontrare nuevas formas de conocer, y así la revelación que se abrirá ante mí será diferente y más completa. Pero esto será siempre en medida de mis posibilidades. De lo que esté preparada para ver. Víctor Hugo decía que “bajo el mundo real existe un mundo ideal que se muestra resplandeciente a los ojos de aquellos que están acostumbrados a ver en las cosas más que las cosas”.

piedrafilosofals

 

Anuncios

4 comentarios sobre “Animal symbolicum

  1. En el párrafo es de mi gusto estético sociolingüístico muchas felicidades 🍾 🎈 lo ideal es que todo el ensayo estuviera escrito en ese tono incluyente desde las ciencias sociales su fragmento reza así : ” Algunos campos del conocimiento que han reflexionado en el “símbolo” y “lo simbólico” son: la lingüística, la semiótica, la estética, la antropología, la historia de las religiones, la psicología.” Muy interesante antes de cargarse a la filosofía que evidentemente es su 🍲 fortaleza intelectual 🤓 🙏 😊 por incluir entre paréntesis sus fuentes pero en internet sale sobrando !

    Le gusta a 2 personas

    1. Racionalizar la poesia evita la depresión y sirve de admiracion e inspiración! Por eso columnas, pensamientos, ensayos, y cultura popular de soft news es de mi gusto.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s